Curiosidades,  destacadas

¿Apuesto a caballo «ganador» o a caballo «perdedor»?

No, no me he vuelto loco. No os voy a hablar de apuestas de caballos sino de… datos. Sí, de datos. De datos de apuestas aunque no de apuestas de caballos.

Euromillones

Este concurso consiste en elegir, dentro de dos matrices de números correlativos (números y estrellas), un determinado número de ellos en cada una para optar a los premios que correspondan tras el correspondiente sorteo.

  • En la primera tabla (la de los números) tenemos que elegir 5 números de 50 posibles (desde el 1 hasta el 50).
  • En la segunda tabla (la de las estrellas) tenemos que elegir 2 números de 12 posibles (desde el 1 hasta el 12).

La elección de los números se ha mantenido fiel desde los comienzos en 2004 (5 de entre 50) mientras que en las estrellas las condiciones se han ido endureciendo desde las 2 de entre 9 iniciales hasta las 2 de entre 12 actuales.

Vamos, que las probabilidades de acertar han caído desde 1 entre 76.275.360 iniciales hasta las 1 entre 139.838.160 actuales. Sea como fuere, las probabilidades son escasas. Si tenemos en cuenta que en la actualidad se celebran 2 sorteos semanales (martes y viernes), esto es, 104 sorteos anuales, necesitaríamos 1.344.598 años para completar todas las combinaciones. Poco viable.

Nos centramos en los números

Como la elección de estrellas ha ido variando, vamos a centrarnos en los 5 números que han salido ganadores en cada uno de los 1.249 sorteos celebrados hasta el momento en el que obtuve los datos. A modo de curiosidad, las combinaciones posibles de 50 números tomados de 5 en 5 son de 2.118.760. Siguiendo el razonamiento anterior, tardaríamos 20.372 años en completar todas las combinaciones de números.

Eligiendo 5 números de entre 50, cabría esperar que, a la larga, cada número saliera elegido en un 10% de los sorteos.

¿Qué dicen los datos?

He ordenado los números por orden decreciente de aparición. En azul oscuro, aquellos números que han aparecido más veces de las estadísticamente esperables. En azul claro, aquellos números que han aparecido menos veces de las estadísticamente esperables.

Con estos datos, mi pregunta es la siguiente: en adelante, si fueras a apostar al euromillón, ¿elegirías los números del bloque azul oscuro o del bloque azul claro?

Yo encuentro argumentos en ambos sentidos… aunque creo que tengo clara mi elección.

datacy – data driven decisions.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *