Curiosidades,  destacadas,  Música,  Otros,  Social

¿Hay vida (digital) después de la muerte?

Mi primer recuerdo de un cantante famoso muerto es el de Kurt Cobain. Me pilló con 15 años y todavía no me interesaba demasiado la música. Sí que le interesaba a Juan, uno de mis compañero de autobús. Además, era fan de Nirvana.

Recuerdo que el día de la muerte y los días posteriores, muchos compañeros del colegio hablaban de Nirvana y ensalzaban su música. Desde entonces, cada vez que me entero de la muerte de un cantante famoso, me fijo en su escalada de popularidad.

Estos días me he parado a pensar si este ascenso es efímero o si, por el contrario, perdura tras la euforia que sigue a su muerte.

Datos

Necesitaba datos y he recurrido a Google Trends para responder a dos preguntas muy concretas:

  • ¿Alcanza su pico de popularidad un artista ya consagrado cuando fallece?
  • Después de su fallecimiento, ¿la popularidad media es igual, superior o inferior a la que tenía antes de su fallecimiento?

Para el estudio he elegido a 5 artistas que han fallecido durante el reinado de Google, si me permitís la expresión:

  • Michael Jackson (✝ 25/jun/2009).
  • Leonard Cohen (✝ 07/nov/2016).
  • David Bowie (✝ 10/ene/2016).
  • Prince (✝ 21/abr/2016).
  • Dolores O’Riordan.(✝ 15/ene/2018).

He realizado una búsqueda para cada artista desde 2004 hasta el día 18 de abril y para España.

Y una segunda búsqueda con los 5 artistas a la vez, para ver la importancia relativa de cada uno.

Primera pregunta

La respuesta a la primera pregunta es un sí rotundo. Véase la siguiente imagen:

Como véis, en todos los casos el pico (100) se alcanza el mes de su muerte o al mes siguiente (caso de Michael Jackson que murió a finales de junio).

Al juntar a los 5 artistas en un gráfico, he tenido que excluir a Dolores O’Riordan porque sus valores eran muy inferiores a los del resto. Su gráfica era prácticamente el eje X.


Michael Jackson no tiene rival. El Rey del Pop también es el Rey de Google (entre los artistas analizados). Le siguen Prince y Bowie, cuyas popularidades máximas son de un 36% y un 34% respectivamente y en la cola se queda Cohen, con una popularidad máxima del 15% de la popularidad máxima de Michael Jackson.

Segunda pregunta

La respuesta a la segunda pregunta no es tan trivial y he tenido que realizar unos pocos cálculos en RStudio. Para ello me fijo en los gráficos de cada uno, esto es, en la popularidad individual de cada personaje (antes y después de su muerte).

Como véis en la tabla, el único que sale perdiendo es Prince, cuya popularidad entes de su muerte rondaba el 15% de su pico y, después de su muerte, pasa a un 12,6%.

El resto salen ganando, desde el 12% de Michael Jackson hasta el 74% de Bowie, que pasa de un 3,4% a un 5,9%.

Os animo a que probéis con otros artistas o con otros fenómenos. Hay muchos datos detrás de Google Trends.

datacy – data driven decisions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *